viernes, 2 de noviembre de 2012

Mis 'sex symbols' de los 16...

Y, de repente, me encuentro con un nuevo videoclip protagonizado por Eloy Azorín. La última vez que me pasó fue cuando lo descubrí en el nuevo vídeo de Supersubmarina, Canción de guerra, días antes de acudir a su concierto aquí en London el pasado 20 de octubre. Concierto que, por cierto, estuvo genial -como siempre-; pero no creo que yo sea muy objetiva al respecto. Me gusta tanto la banda de Baeza, con ese nombre del que mi padre sigue haciendo bromas, que nunca me cansaré de disfrutar de sus canciones en directo, y mira que ya los he visto unas pocas de veces... Lo paso tan bien bailando y cantando sus canciones que es imposible que me canse. Pero, una vez más, este no era el plan. A pesar de que he de confesaros que aunque lo pasé genial, estoy tan acostumbrada a ver a Supersubmarina en Andalucía que verlos en Londres rodeado de españoles de todas partes de la península, y de las islas imagino, creando lo que podríamos calificar como concierto español o concierto en España, o de España; me resultó extraño... Bueno, la cosa es que no iba a hablaros de Supersubmarina, precisamente. Todo ha empezado con Eloy Azorín porque, al verlo en ese vídeo, me recordó a cuando me cautivó allá por el año 2000 en la película Besos para Todos de Jaime Chávarri y co-protagonizada por Emma Suárez. Me puse a recordar lo que me gustaba entonces y es que, ahora que miro atrás, debo reconocer que Eloy forma parte de lo que podríamos llamar mis 'sex symbols' de cuanto yo tenía 15 o 16 años.



Todas -y todos-, hemos pasado por eso. Seguimos teniendo 'sex symbols', evidentemente, pero van cambiando con los años, aunque alguno prospere y se quede en esa lista tan personal para siempre. Por poner un ejemplo, me viene a la cabeza la locura que sentía mi primo Oliver por Maribel Verdú en sus años mozos -en los años mozos de mi primo, que ella está estupenda siempre-. Pero no saquemos colores a la gente; yo sigo a lo mío. En otros tiempos, estos 'sex symbols' fueron grandes celebridades tales como James Dean, Richard Gere, Robert Redford -este último nunca entenderé cómo ni por qué, pero lo respeto-. Yo también he compartido esos gustos pero hay que reconocerlo: soy de otra generación. Así que en esa etapa tan difícil y llena de cambios como es la adolescencia, mis fantasías y mis ilusiones de niña inocente se llenaban de actores como el propio Azorín, Unax Ugalde, Fele Martínez -su Otto en Los amantes del Círculo Polar me dejó enamorada de por vida-, Iñaki Font -con el que tengo una foto en un Festival de Cine de Málaga en la que sale para comérselo y eso que el pobre se sorprendió de que lo reconocieran...- y, cruzando el charco, el omnipresente en numerosas generaciones Johnny Depp y mi gran admirado y fallecido Heath Ledger.

Una lista algo variopinta, lo sé. Peculiar, también. Soy consciente de todo ello. Pero es mi lista y me encanta -aunque seguramente se me escapen unos cuantos-. Y cada vez que veo a alguno de ellos me vienen a la cabeza recuerdos imborrables. De momentos, de risas, de conversaciones con mis niñas... Y de hecho, Eloy Azorín y la película Besos para todos siempre será muy especial para mí. Aquel verano del 2000 fui a verla con las niñas y, como se trataba de una película española todos sabemos lo que pasa, estuvo una o dos semanas en un par de cines y acto seguido la dejaron únicamente en el cine Echegaray. Fue la última película que ví en ese maravilloso cine que, por entonces, se caía literalmente a pedazos. Recuerdo que incluso me dio cosilla acomodarme demasiado en el asiento y que mi madre bromeaba luego diciendo que lo mismo había cogido piojos o garrapatas... De hecho, lo cerraron poco después para convertirlo en el precioso teatro que es ahora.

Y sí, toda esta historia de recuerdos maravillosos me viene a la cabeza al descubrir el último videoclip de Russian Red, Everyday, everynight. Vídeo del que os dejo el enlace a Vimeo para el que le interese o la que -o el que- comparta conmigo esta pasión por Eloy, ya que no me es posible subirlo vía Youtube. El que sí que os adjunto es Canción de guerra de Supersubmarina. Por cierto, ambos videoclips los ha dirigido el creador Diego Hurtado de Mendoza. Así que lo mismo le tendría que agradecer el hecho de haber introducido a Azorín en el mundo del videoclip. -Suspiros...-




2 comentarios:

  1. Si es que eres una "yogurina" ja,ja,ja.
    Afortunadamente esos gustos que una tiene de adolescente van cambiando según vamos cumpliendo años ;)
    Un besazo preciosa
    Por cierto, que tal el nuevo trabajo? Creo recordar que dijiste que te había salido otro trabajo no?

    ResponderEliminar
  2. Bueno, bueno! que me sigue encantando Eloy, eh? jejejeje! El trabajo bien! Te cuento en tu blog, que no sé si leerás este mensaje...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...