miércoles, 23 de enero de 2013

De chorizos, sobres e incompetentes...

Chorizo: ratero, descuidero, ladronzuelo. La RAE tacha esta definición como vulgarismo y avisa: puede utilizarse en femenino y masculino. Claro que sí, hay chorizos y chorizas. De eso sabemos mucho en España. Cuesta reconocerlo pero yo llevo años diciendo que somos un país de chorizos. Están por todas partes. De la corrupción urbanística hemos pasado a la política. Sí, ha existido siempre. Sí, en todos los partidos -y probablemente en el 99% de las instituciones-. De Marbella, Roca y compañía, a los trajes, Gürtel, Correa... Todo ello acompañado de la quiebra bancaria. Así no hay quién nos tome en serio, seamos sinceros. Y sí, somos el hazmerreir de Europa. Cierto es que tenemos playas hermosas, ciudades y pueblos maravillosos, un clima fantástico, una sociedad abierta que ha evolucionado a pasos agigantados -puede que de ahí venga parte del problema-, una gente increíble -sí, sí; los españoles caemos bien, en general, allá donde vamos-, una gastronomía sana y exquisita... Pero no tenemos líderes que valgan, y no será porque no hay políticos en nuestro país... Hoy por hoy, ninguno que merezca la pena.

Y, ¿qué ha pasado con todos los casos de corrupción hasta el momento? Nada. Como mucho, algún chorizo en la cárcel pero, eso sí, convertido en multimillonario, viviendo como un rey y sin devolver ni un duro. Sin embargo, el problema ahora es que la clase media está desapareciendo y son miles y miles los españoles que ya no tienen ni para comer. Ya no se perdona una. En estos tiempos, no. Se ha notado en el apoyo a la Casa Real, que ha caído considerablemente... Un rey que en plena crisis se va a cazar elefantes, su nieto que se dispara un pie, la princesa de Asturias que no deja de viajar en su tiempo libre... Y del chorizo que tienen ahí dentro ni hablamos. No tenían bastante ya como para tener un chorizo en la familia. Y, ¿qué ha pasado? Nada. Y, ¿qué hay ya peor que toda la mierda -disculpen las formas- que está saliendo ahora, con Bárcenas como cabecilla? Puede que Berlusconi, aunque yo lo reconsideraría... Parece que ahora nos gobierna la Mafia, como anuncia El Jueves en su acertadísima última portada. ¿Qué es esto de los sobres con dinero, las cuentas en Suiza, las fincas en Argentina y los sobresueldos millonarios? Sinceramente, me extraña que los españoles no salgan a la calle de nuevo.

Mientras no cesan los recortes y nos dejan sin sanidad, educación, justicia ni cultura, estos señores se lo toman a risa y se lo pasan en grande en sus chalés de lujo -como ha salido ahora el de la señorita Sáenz de Santamaría en la revista Vanity Fair- y sus sillones de cuero. Se pasan sobres sospechosos del mismo modo que en Marbella rodaba el dinero en bolsas de basura, se llevan su dinero a paraísos fiscales para cubrirse las espaldas y no dejan de contratar a familiares y amigos -con puestos millonarios, por favor, que tontos no son- o de facilitarles la vida con privatizaciones en su favor.

Desde pequeñitos nos enseñan que los buenos son los que triunfan, pero la vida, tristemente, parece empecinada en demostrar lo contrario. Ya lo dice siempre mi padre: una persona que se hace rica de repente, o bien le ha tocado la lotería, o ha heredado o es un chorizo. Pocas opciones más puede haber. El último gran ejemplo de "chorizo premiado" es Rodrigo Rato, a quien después de su maravillosa labor en Bankia le han regalado un puestazo en Telefónica. Por supuesto, el notición fue anunciado un viernes, para que no se hable demasiado del tema en el fin de semana y el lunes haya noticias más fresquitas. Vaya tela. Suma y sigue. Así nos va. Parece ser que, más importante que hacer las cosas bien, es censurar la salida del armario de Jodie Foster en la gala de los Globo de Oro.

Hoy el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha anunciado que la situación económica de España empeorará a lo largo de 2013. ¿Se puede caer más aún? Pues, por lo visto sí. Aunque no me extraña con las medidas que se están tomando. Y, por su parte, David Cameron, Primer Ministro del Reino Unido, ha anunciado que, de volver a ganar las elecciones, planteará a los ingleses un referéndum sobre si abandonar la Unión Europea o no. De ocurrir, sería en 2017. Más leña al fuego si cabe. Europa se resquebraja con España a la cola. Poco o nada ha tardado Merkel -la Obama europea- en declarar que quiere negociar con él... En fin, yo ya no entiendo nada. Pero, ¿qué pasará con tanto chorizo suelto? Como bien dice, Iñaki Gabilondo: absolutamente nada.


2 comentarios:

  1. Magistral post Irene, no se puede explicar mejor!!!
    Pues eso, como dice Mr Gabilondo desgraciadamente no pasará nada, somos un país de pandereta y toros, que verguenza!!!
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay! Si es que no veas cómo está el patio... Lamentablemente, no tenemos solución! Tristísimo...

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...