viernes, 8 de marzo de 2013

Home, sweet home...

Parece mentira que no escriba desde hace un mes. Así que lo primerísimo que tengo que hacer, como tantas otras veces, es colocarme el álbum de la película '500 days with Summer' para inspirarme... Muchas cosas han cambiado desde el 8 de febrero. De hecho, si miro hacia atrás, el mes más corto del año se me ha hecho bastante largo; puede que se deba a tantas cosas que han pasado. Y claro, el simple hecho de haber estado tan ocupada es lo que me ha mantenido alejada de mi mundo cibernético. Mis disculpas... Bueno, para empezar os tengo que comunicar que os escribo desde casa. Sí, sí, desde mi casa. Lo que significa, para los que no lo sepáis ya, que Javi y yo hemos encontrado al fin un pisito pequeño en el que vivir sin compartir con nadie. Todo un logro, dadas las circunstancias. Entre lo cara que es esta ciudad y lo ocupados que estamos Javi y yo últimamente -lo que dificulta que podamos compartir tiempo juntos-, sin duda podríamos hablar de un gran logro, ya que nos ha llevado cosa de un mes encontrar algo. Relativamente poco para como están las cosas aquí.

Y esta vez es algo de verdad. Con nuestro contrato a nuestro nombre y pagando todas nuestras cosas: la luz, el agua, el gas... Y luego está internet y la televisión -que nos lo pusieron ayer-, lo que evidentemente, ha afectado, y muy mucho, a mi vida en la web. Ha sido un trabajo muy duro, hemos comenzado desde cero, ya que hemos tenido que comprar muchas cosas -no quiero ni pensar cuando haya que mudarse otra vez- y aún quedan cosillas por hacer y que ordenar. Sí, he de admitir que las últimas cajas que quedaban, directamente las escondimos para no verlas más, pero ahí están, en la lista de cosas pendientes -más bien en el altillo del armario-. Pero, pese a todo, merece la pena. Eso de salir de trabajar y decir: 'Me voy a casa', a sabiendas de que realmente es así, vas a casa y no tienes que estar a expensas de quién habrá por ahí, si estará la cocina libre o no, si alguien tendrá visita... Historias que sólo entienden los que comparten piso... Así que estos días, o  más bien este mes, he estado liada con papeleo al principio y luego con la mudanza. Y finalmente, cuando me vi instalada y con algo de tiempo libre no tenía internet. Y aún nos queda: hay cenitas pendientes para enseñar el piso a las amistades -empezamos este mismo domingo, día señalado en el calendario como El día de la tarta de zanahorias-, hay que cambiar direcciones, buscar médico nuevo por el barrio, queda pendiente también la que será, durante un tiempo, mi última visita a Ikea...

Muchas cosas por hacer, la verdad. Pero, ¿y lo bien que estoy ahora mismo escribiendo desde mi saloncina -sí, tengo saloncina de nuevo-? En la postura que me da la gana, llevando lo que quiero de ropa, ya sea más o menos... Suena a que voy en ropa interior pero realmente no es el caso y, de serlo, tampoco lo comentaría públicamente. Digamos que no soy un ángel de esos que desfilan para Victoria's Secret. Dejémoslo ahí. Pero, ¿me entendéis, no? Como ya dijera Ikea con su slogan: 'Bienvenido a la república independiente de mi casa'. Una casa, pequeñita y modesta, pero llena de gente -más bien sólo dos personas- buena y trabajadora; de buen gusto y, eso sí, algo de desorden... Nada importante...

Y, ¿qué ha pasado en este tiempo? España sigue en la misma mierda de siempre -si me permitís la expresión-, el Papa ha dimitido, un meteorito cayó en Rusia, se celebraron los Goya y los Óscar, entre otros premios, el granizo se convirtió en nieve en Málaga... ¿Hola? Sí, sí. He visto fotos en las que era nieve. Mis ojos no se lo creían, estuve a punto de pillarme un vuelo para verlo. En el momento en que vi la primera foto, recordé las sabias palabras de mi padre. Resulta que siendo yo más pequeña, y no tanto también debido a mi ingenuidad en contadas ocasiones, cuando nevaba en alguna ciudad del mundo en la que era particularmente extraño que ocurriera, yo siempre decía: '¡Qué guay! Podía pasar eso en Málaga alguna vez...', a lo que mi padre siempre contestaba: 'Irene, Málaga tiene unas circunstancias [geográficas o geológicas, digo yo que se referiría] por las que eso NUNCA será posible'... Et voilà! Nunca ha pasado hasta que pasa, lo que no deja de demostrar que el mundo está loco y ésto se acaba antes de lo que pensamos, pero bueno, no nos metamos en ese tipo de batallas.

También me han entrevistado por primera vez en mi vida para una publicación, una entrevista para mí solita, sobre mí y mi experiencia en UK. Desde aquí, agradecer al diario digital La Generación de Málaga, y a su creador. -Muchísimas gracias, fue un placer-. Y bueno, también me han hecho otra entrevista, en este caso laboral, pero no salió bien, por lo que no me apetece hablar demasiado sobre ello. Así que, 'a otra cosa, mariposa'. Aunque... dada la hora que es y que aún tengo cosillas que hacer, entre otras, hablar con mi madre vía Skype, creo que es hora de dejaros por hoy. Tampoco es cuestión de aburriros demasiado después de este mes off y, lo de mi madre... Tenéis que comprender que desde que vuelvo a tener internet está como loca y yo ahí no puedo hacer nada.

2 comentarios:

  1. Muy buen blog. Me encanta.

    Yo también escribo en un blog erotico. Por si quieres echarle un vistazo te lo dejo por aqui:

    www.malagasensual.blogspot.com

    Gracias y saludo de otro malagueño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, Malagueño Morboso!!!

      Un saludo!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...