sábado, 6 de abril de 2013

Run baby, run

Seguro que más de uno ha tenido uno de esos días en los que, además de pasar todo el día fuera de casa, las exigencias de la agenda obligan a ir corriendo de un sitio a otro sin parar apenas para respirar... De hecho, terminas casi sin aire. Aunque bueno, eso viene más bien derivado de mi falta de forma física. Pero no es el punto a tratar. Pues bien, ese fue mi miércoles. Primer día de curro después de unas mini vacaciones y la visita de mis padres. Bueno, digo vacaciones pero no lo fueron realmente ya que seguí yendo a John Lewis... El caso es que era un primer día. Dormí mal no, fatal -estaba nerviosa, como era de esperar-. Finalmente, todo fue perfecto.

Sabía a qué hora empezaría (9.00 am) pero no a qué hora terminaría, con lo que tuve que ir preparada para todo porque, después de mi jornada, tenía que plantarme en North Greenwich, para ver a Biffy Clyro en el O2 Arena. Enlazo información del grupo para los que no los conozcáis -aunque sé que a más de una se le estará dibujando una sonrisilla al respecto porque ya sí que los conoce-. ¿Problema? Llevaba el portátil conmigo y, evidentemente, no quería llevármelo de concierto. El día de curro fue genial, justo el cambio que necesitaba... ¡Me encanta! Un poco de redes sociales y recabar información sobre la cobertura de prensa de dos eventos distintos para crear un documento ordenado, limpio y, por qué no decirlo, bonito. Entre unas cosas y otras, el tiempo voló y como mi jefa sabía que tenía concierto y quería pasar por casa para dejar el portátil, me avisó de que eran las 17.30h. Hora de partir. Pero entre finiquitarlo todo, recoger, ir al baño y tal... Salí de allí a las 17.46 pm. No lo olvidaré jamás, entre otras cosas, porque recibí un "whatsapp" de Javi -sí, aún no tengo Line- para decirme que iba ya de camino y que le avisara a mi salida del curro.

Porque eso es otra. Las entradas nos las enviaban a casa pero... ¿A alguno de vosotros le llegaron? Porque a mí no... Con lo que tuve que llamar unos días antes para ver qué pasaba y me dijeron que no había problema y que llegándome a la taquilla una hora antes de que abrieran las puertas, me las daban. Las puertas abrían a las 18.30 así que le tocó a Javi la parte de correr para hacerse con las entradas. Yo, simplemente tuve que correr. Cosa que al final terminé haciendo literalmente, con lo que me gusta... Así que salí pitando rumbo a la estación de Overground -un metro que va por arriba pero que tampoco es un tranvía, es algo así como un tren de cercanías, aunque bueno, comunica Londres entero, no es que vaya por pueblos...- El caso es que dependiendo de la hora, el Overground pasa cada 10 o cada 15 minutos y en cuanto entré en la estación y eché a andar hacia el andén, lo escuché. Podía ser mi tren o no, podía correr o arriesgarme. Y ahí fue donde empecé a perder el aliento. Para empezar porque tuve que luchar con un niño que, cada vez que yo intentaba adelantarlo por un lado, él daba un nuevo paso encaminándose hacia el mismo sitio. Así que tras tres amagos en los que empecé a sentirme algo estúpida -sobre todo porque su padre iba al lado del pequeño y seguro que me había visto por el rabillo del ojo- dije el típico "sorry, sorry" y ya el señor hizo que su hijo se apartara de mi camino. Y tras esto... las escaleras. Y hacia arriba... Mi peor pesadilla. Porque son un montón y tenía que subirlas corriendo.

La buena noticia es que cogí el tren, que cerró sus puertas tras mi triunfal entrada. Lo hice. Y además tomé la decisión acertada: correr. De no ser así habría tenido que esperar 16 minutos. El problema fue que tardé más de lo esperado en recuperar un ritmo de respiración normal. Pero bueno, lo importante es que lo conseguí. Eso sí, no terminó ahí mi carrera. Tras cuatro paradas tuve que cambiar y coger un metro y luego caminar 10 minutos hasta casa, lo que reduje algo andando bastante rápido. No sin ser complicado, la verdad: llevaba mi bolso, el portátil, iba embutida en un súper chaquetón, llevaba guantes, bufanda... Pero lo mejor de todo es que hacía tanto, tantísimo frío, que los mocos se me caían solos. Así que entre los mocos cayendo, el frío que hacía y la carrera que me metí -que hizo que terminara respirando por la boca, como de costumbre- no sé cómo ese día no cogí el resfriado del año -"fingers crossed"-. Luego llegué a casa, solté el portátil, me cambié los zapatos y salí de nuevo pitando repitiendo la misma escena de antes pero sin cargar con el ordenador. Y ya, al fin en el metro rumbo a North Greenwich, pude relajarme.

A todo esto, no os he dicho nada del concierto aún. Para empezar, el O2 Arena es alucinante. No es como los estadios de España, en los que entras y ya está. Al sumergirte en el O2 todo son negocios y restaurantes. Y todo es enorme. De hecho, investigando algo luego, he leído que se trata de un parque comercial, así que ya me ha quedado todo más claro. Tras una larga caminata dentro del O2 y localizar nuestra entrada al estadio -algo que fue bastante fácil porque había un sinfín de trabajadores proporcionando información-, entramos. Nada más hacerlo me quede boquiabierta por su magnitud. Era increíble. Eso sí, la zona más alta -donde estábamos sentados- era bastante estrecha y muy muy empinada. Vamos, que desde que me senté no me moví porque me dio cosa caminar por un sitio tan estrecho. Salvo eso, todo genial. El concierto fue impresionante, sobre todo al escuchar a tantas miles de personas cantar una misma canción al unísono. En serio, los vellos de punta. Por momentos, me hacía sentir diminuta, insignificante entre la multitud. Pero fue una noche fantástica. Fue un día realmente bueno, la verdad. Sin aliento, pero un día para recordar. Y, ¿en junio? Volveremos para ver a Kings of Leon en concierto. Y al que no los conozca, le reto a que los busque...


2 comentarios:

  1. Great post Irene (even in appalling google translated English!! :-s)
    So glad you are enjoying your new job! Tapas again very soon lovely! XX

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hi, lovely! So happy you wrote me in here! ;) I'm glad you liked the post. I wish I would be that fluent in English so I would get more readers... One day! hehehehe. Tapas again soon, of course!!! Take care! Xxx

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...