miércoles, 15 de mayo de 2013

Mi primer añito

¿Qué decir cuando se cumple un año?  Cuando se trata de un bebé está claro que no va a decir gran cosa. Si hay suerte, algún balbuceo o algún "mamá" o "papá", pero poco más. Ahora bien, si hablamos de un proyecto la cosa cambia. Sí señores, aunque parezca increíble Una Malagueña en London cumple hoy su primer añito de vida, algo que me hace muy, pero que muy feliz. Como no sabía por dónde empezar, he leído mi primer post... La sonrisa inicial mientras leía aquellas palabras que escribí hace un año, dieron paso a la risa más pura. No os voy a contar las cosas que habría cambiado, sobre todo en cuanto a forma de escribir; eso me lo guardo para mí. Pero fijándome en el contenido... ¡Cuánto ha cambiado mi vida! Todo para mejor, ¿eh? Para empezar, en mi primer post, afirmé estar "en proceso de adaptación" a mi cambio de vida y, como habréis notado con el paso del tiempo, ya estoy más que adaptada. Lo que no quita que mi vida no vaya a seguir cambiando constantemente -una siempre busca mejorar- pero ya me he hecho al cuerpo de que la vida aquí es así, al menos hasta que encuentre algo estable y que me llene, y a ser posible relacionado aunque sea mínimamente con lo mío. Para el que no se haya dado cuenta, estaba hablando de trabajo. 'Anyway', lo cierto es que ya estamos más que adaptados a nuestra vida aquí, a nuestra casita, a esta maravillosa ciudad, a su gente...

En cuanto a lo de cumplir un año... he de decir que estoy bastante orgullosa de ello. Sobre todo porque, he podido tardar más o menos, pero no ha habido ni un solo mes sin que publique algo, lo que significa que no ha habido ninguna temporada de abandono. Y es algo para estar orgullosa porque, como ya dije en aquel primer post Y de repente todo cobró sentido, las veces que he intentado hacer algo relacionado con la escritura y he terminado abandonándolo, se cuentan con los dedos de una mano pero, aún así, es bastante vergonzoso. Sobre todo, teniendo en cuenta que sí que me gusta escribir y disfruto con ello... En fin, será mi vagueza de nacimiento. Os alegrará saber también que, además de no haber abandonado este -mi querido- blog, durante este año por fin me he hecho con la rutina de cuidar mi piel y usar crema hidratante a diario -tanto para cutis como para cuerpo-. Lo cuento, porque aquel 15 de mayo de 2012 también os confesé que era vaga para eso. No sé si habrá sido por el agua de Londres, que reseca la piel, por el frío, por Nivea, o por todo junto. Pero ahí sigo con mis cremas cada día como una campeona.

En este tiempo también he perdido a una lectora, una fiel además. Una gran pérdida para su familia y para todo el que la conocía. Una mujer valiente y con mucho coraje. Ese cáncer que se lleva a tanta gente. Esa palabra que cada vez que la escucho me recuerda a alguien que también se fue de mi lado y a la que estoy segura que le habría encantado leerme. Y se habría reído. Muchísimo. Pero no nos pongamos tristes, que hoy es un día muy feliz y ellas querrían que celebráramos este cumpleaños con una gran sonrisa. Porque la vida sigue y hay que aferrarse a cada momento. Y de eso trata esta experiencia, de vivirla intensamente y aprovechar todo lo que pueda y lo que esta ciudad me ofrezca para seguir conociendo a más gente y lugares increíbles. Quién sabe si terminaré volviendo a casa un día, o viviendo aquí, o en Manhattan, o en Pekín...

Y como quiero veros sonreír a todos. No, no os penséis que voy a contar un chiste. Nunca se me han dado bien. Lo que me recuerda que aún no le he dicho a mi tía Ana -la de por parte de padre, no os confundáis como le pasa a Javi- que sí, los ingleses también cuentan chistes. Yo aún no he escuchado a ninguno, será que los británicos que conozco son unos sosos, pero Javi sí que sabe chistes que le han contado sus compañeros de curro. No recuerdo ninguno, lo siento. Lo que sí os puedo decir es que los típicos chistes de "iba un francés, un alemán, un italiano y español...", ellos los cambian por un escocés, un irlandés y un inglés.

Y nada más que añadir por hoy que estoy cansadita. Me he tirado toda la tarde limpiando porque la viejuna de mi 'sis' -diminutivo de 'sister'-, la llamo viejuna porque acaba de cumplir años, no por otra cosa; total, que viene a visitarme este fin de semana, así que la casa tiene que estar impoluta para que llegue a oídos de Conchita. Pero todo esto es un secreto, ¿eh? No se lo contéis a ninguna de las dos. ¿Dónde nos quedamos? Ah, sí. Pues eso, este fin de semana toca fiesta y celebrar su cumple y el mío -el del blog, vamos-. Y con esto y un bizcocho... daros las gracias por estar ahí, al otro lado. Por acompañarme siempre y por vuestro apoyo. ¡Gracias!

2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...