domingo, 30 de junio de 2013

El hombre de acero y otras historias

Íbamos a un concierto. Sí, de nuevo. Bueno, si tenéis en cuenta que Javi y yo comenzamos de concierto en concierto, en realidad tiene sentido. Así que íbamos a un concierto con nuestras niñas de la casa de Holland Park donde vivíamos antes, Ana y Patri. Hacía siglos que no las veíamos, sobre todo a Anita. -Chicas, esto no puede volver a pasar-. Era un día de esos de calor húmedo y nubes hambrientas por descargar litros de agua. Vamos, igual que lo que ha estado ocurriendo estas últimas semanas, salvo por ayer y hoy. De hecho, hoy ha hecho un solazo y un día de verano espléndido, lo que ha hecho que me cociera de calor trabajando con mi uniforme de invierno. ¿Por qué no tengo el de verano? Una larga historia. Pero mejor sigamos. Sí, íbamos a un concierto y, de hecho fuimos. De nuevo el O2 Arena. En esta ocasión, Kings of Leon.

Pero antes, y como hacía tanto tiempo que no nos veíamos, quedamos para comer e ir tranquilamente al O2 a tomar algo. Así que al llegar al centro -concretamente a Picadilly- pude ver las banderitas decorativas que plagan Regent St. estos días con motivo de los 60 años de la Coronación de la reina de Inglaterra. Sí, no suelo pasearme por allí a menudo y eso que tengo que ir tres días en semana a Oxford St. De no ser así llegaría a perderme por una zona tan turística como esa. No, no. No es ninguna locura... Javi se perdió y tardó algo más de lo habitual en llegar de Bond St. al final de Regent -ya pegando con Picadilly-. Cuando finalmente nos encontró a Ana, Patri y a mi, su expresión era clavada a la de Paco Martínez Soria perdido en la gran ciudad. Tras el esperado encuentro: la comida. No le dimos mucho a la imaginación y terminamos en Wagamama, como ellos mismos se llaman 'japanese restaurant + noodles bar'. Riquísimo, la verdad. Es un sitio que nunca te va a fallar, aunque creo que está algo sobrevalorado. En cualquier caso, no resultó del todo sencillo plantarnos en el Wagamama de Covent Garden... ¿La razón? Esto es London y lo mismo te encuentras a un grupo Hare Krishna cantando por la calle, que una manifestación o, como ocurrió en este caso, los preparativos para la presentación de una película. Toda Leicester Square estaba cortada, vallas por todas partes formando pasillos y muchísima gente esperando ya a que el espectáculo diera comienzo. Cámaras de televisión, algún periodista entrevistando a parte del equipo y al fondo... Una 'S' gigante. La 'S' de Superman. Se trataba, evidentemente del estreno de 'Man of steel'. Y sí señor, por primera vez pude ver aquí todo el 'tinglao' que montan para el estreno de una superproducción cinematográfica... Y la verdad sea dicha, me quedé sin palabras.


La comida estuvo plagada de risas y novedades: había que ponerse al día, claro está. Y, ¡qué ganas tenía de ver a mis niñas! Sobre todo desde que, estando en Málaga, una de ellas me escribiera un mensaje para decirme que me echaba de menos en la casa... Pero claro, todo eso explicado con mucho arte y puntualizando que lo que le apetecía era tener a alguien con quien hablar, pero una persona con la que se entienda, de 'malaguita a malaguita', como ella dice. ¡Qué arte tenemos en Málaga! El mensaje es uno de los mejores que me han mandado en la vida. Sincero, de verdad y de corazón. De esos que te sacan una gran sonrisa.

Cuando llegamos a North Greenwich -pronunciado 'grinish' para los futuros turistas- estaba empezando a llover; las nubes se habían cansado de esperar. Pero es que después de tomarnos el cafelito de rigor, estaba cayendo una tromba de agua increíble... Hizo una mala noche, cierto, pero el concierto fue genial. Puede que les falte un poco de sangre en las venas para comunicarse más con el público y conectar... Pero es que suenan tan bien, que da igual. Eso sí, sólo de pensar que llenaron el estadio al 99% y que al día siguiente volvieron a hacerlo... Los pelos de punta de nuevo. Y tras el concierto, unas cervecitas para evitar la cola interminable de personas intentando acceder a la estación de metro. Un hecho que nos llevó, curiosamente, a descubrir un nuevo sitio que no pinta nada mal: 'Chiquito', una cadena de restaurantes mexicanos. Sabía de su existencia pero nunca había entrado y, aunque no puedo decir que me encantara por su comida porque no cenamos, sí que nos fascinó su decoración: más que acertada.

Fue un día para recordar, la verdad sea dicha. Un día de encuentros, diversión y muchas risas. Y si hubiera que añadir algo, también una noche de malos olores porque, mientras disfrutábamos de las últimas cervezas de la noche, alguien de alrededor había decidido soltar sus gases sin ningún remordimiento. Vaya rafaguilla a 'peo' -ya sé de Despeñaperros para arriba se dice 'pedo' pero a mí nunca me saldrá de forma natural- que venía de vez en cuando... En fin, desgraciadamente no ha sido ni será la primera ni la última vez que alguien 'se pee' -sí, en Andalucía hemos sustituido el 'tirarse un pedo' por el verbo 'peerse'- en público delante mía en este país. Toda una experiencia... 

2 comentarios:

  1. JAJAJAJ.... VUELVO A EMPEZAR A ESCRIBIR, SE ME HA BORRADO EL COMENTARIO ENTERITO....EL CONCIERTO AL COMPLETO POR LO QUE COMENTAS..... Y EL O LA QUE DECIDIO AROMATIZAR EL AMBIENTE (PEERSE EN MÁLAGA Y ANDALUCÍA) ESTARÍA TAN A GUSTO.... JAJAJJA. QUE SENSACIONES POR LO QUE COMENTAS PARA LA PRESENTACIÓN DE LA PELÍCULA Y LO DE JAVI QUE SE PERDIÓ.....BUENO CHICA POR LO QUE ME COMENTA TU MADRE, ESTAS CONTENTA , TE ESTA YENDO MEJOR LO LABORAL...Y TUS PRÁCTICAS TAMBIÉN....
    AYYYY QUE YA MISMO ESTO EN LONDON CITY....JAJAJA ESTOY ATACADA... TU MADRE ME HA PASADO LA DIRECCIÓN Y EL HORARIO PARA PODER LOCALIZARTE Y ASI NOS CONOCEREMOS..... Y TE PRESENTARÉ A MIGUEL A. Y SARITA....
    UN BESAZO.....
    NOS VEMOS
    ISA R.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii!! Ya me contó mi madre que venías! Así que supongo que te veré este fin de semana! Vaya pechá de calor que vas a pillar!! Jajajaja

      Un beso,

      Irene

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...