domingo, 23 de marzo de 2014

Novedades 'marzianas'...

No os lo vais a creer pero sigo durmiendo en un colchón 'memory foam'... Sí, ya sé que hace un mes que no sabéis de mí y todo eso, pero centrémonos en el colchón, please. Por supuesto que no sigo viviendo en casa de Tina, por si a alguno se le había pasado por la cabeza. Ya estamos acoplados en la nueva casa con Andrea, nuestra hija adoptiva. Y por fin, después de casi un mes, todo está ya ordenado y arreglado. --Todo, o casi todo--. Y ahí incluimos papeleo y todo el trajín que conlleva una mudanza.

Tengo muchas novedades que contar. Pero primero el colchón, porque nuestra cara de decepción cuando nos tumbamos en el colchón de la nueva casa por primera vez no tenía desperdicio. Nunca había tenido un colchón peor que ese. Se notaba cada muelle... Y era el colchón más fácil de plegar de la historia. Con ese detalle ya podéis imaginar lo blandito que era. Pensamos en todo tipo de soluciones, desde hablar con los 'landlords' --para vosotros 'caseros'-- hasta buscar respuestas alternativas ante su posible y resonante NO. Nada de lo que preocuparse, al parecer tenemos a unos 'landlords' de lo más apañados. Y de esos ingleses típicos que se sonrojan con respirar y se vuelven rosas. No sólo nos cambiaron los colchones en tiempo récord, sino que nos compraron colchones con efecto memoria. ¡Gloria bendita!

Este mes ha sido de mucho curro: aún haciendo horas extras en la tienda, organizando la casa, el papeleo... La verdad que se ha pasado volando entre unas cosas y otras. Ahora es primavera, lo que significa que hemos tenido uno de los inviernos más suaves que se recuerdan en Londres. Sí, ha hecho frío, pero ni punto de comparación con el año pasado o el anterior. Al final, el invierno ha pasado por delante de mis ojos, mientras yo me preguntaba cuándo llegaría el frío de verdad. No ha habido nieve este año ni tampoco me he puesto mala... Bueno, si os soy sincera he sobrevivido el invierno hasta el primer fin de semana primaveral. Eso ya me mató. Fue hace dos fines de semanas. El sol no sólo brillaba sino que quemaba. Llegamos a los 20 grados, así de repente. Y yo iba cocida de calor con mis medias negras, con lo que me pasé el día en manga corta hasta las 4pm más o menos. Juro que no pasé ni un ápice de frío pero, de alguna manera, aún no sé cómo, me puse mala. Y aún sigo. Ya estoy infinitamente mejor pero, sigo echando mocos como si no hubiera mañana. No sabía yo que mi cuerpo era capaz de almacenar esta cantidad mucosa.

A todo esto tengo que añadir un nuevo proyecto... ¡Vuelvo a escribir! Ya sé que escribo aquí pero no es lo mismo. Por más que haya tratado de ser disciplinada no lo he conseguido, como bien sabéis. Necesitaba escribir para alguien. Hecho el anuncio, os desvío a la revista digital cultural novemagazine.es para que busquéis mis artículos. Por ahora van dos aunque espero que sean muchos más. En principio me centraré en cine y moda. El cine siempre ha sido más lo mío pero como muchos ya sabéis, siempre me ha fascinado el mundo de la moda y desde que mi trabajo como Relaciones Públicas me mantiene al día en cuestión de tendencias y revistas, mis ganas de escribir sobre moda se han multiplicado considerablemente. Así que, queridos fans, amigos y lectores, ya tenéis otro sitio en el que seguirme y leerme.



Aquí os dejo una foto de mis últimas imágenes en Instagram para que veáis en qué he estado metida este mes. ¡Ah! Y antes de que me olvide... ¡¡¡Me voy a casa de vacaciones!!! Será sólo una semanita y ya tengo muchos planes en mente. Puede que demasiados... Pero, ¡tengo tantas ganas de volver a mi Málaga! Seis meses es demasiado tiempo... 'Never again!', aunque todo apunta a que volverá a pasar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...